Manuel Soto López 2017-02-02T03:08:16+00:00

Project Description

En pleno Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en una zona donde los cultivos de la Vega y los frutales se están abandonando, Manolo se puso al frente de una finca en Galaroza, inundada de zarzales y que llevaba casi 35 años sin cultivarse, animado por su afición al campo y la agricultura.

Manuel Soto es productor de fruta ecológica en la localidad de Galaroza en Huelva. En el año 2001 decidió cultivar los frutales siguiendo un manejo ecológico, además de contar con las ayudas de la administración, descubrió que sus frutas se vendían bien en el mercado ecológico, ya que a nivel andaluz la producción de frutales ecológicos es escasa y las ecotiendas y organizaciones de consumidores/as demandan frutas de la tierra.

Manolo en las fincas de La Confesa y La Pasamala maneja unas 5 has de frutales, donde ha batallado mucho porque, a pesar de estar en zona de vega con acceso a regadío, debido a las sequías de los últimos años ha perdido muchos árboles que ha ido reponiendo. Los frutales son, fundamentalmente, melocotones de la variedad Almagreños, una variedad antigua, tardía, sabrosa, muy adecuada para realizar conserva; y peros de variedades tradicionales comoel Pero de Galaroza y el Pero Rufino. En una de las fincas, mientras los frutalescrecen, cultiva hortalizas entre las líneas, sobre todo, patatas.

Según su experiencia, cuenta con la ventaja de que el consumidor ecológico aprecia el sabor de sus frutos, aunque no tengan el aspecto comercial en tamaño y homogeneidad que impone el mercado convencional. Entre las dificultades, Manolo resalta que el manejo es más complicado que en convencional y hay que aprender mucho, la dificultad para encontrar insumos y su precio y la mucha burocracia y escasa cuantía de las subvenciones.

Manolo lleva sus productos a varias organizaciones de la FACPE, como La Ortiga, Almocafre y Almoradú, y a ecotiendas en Aracena y Sevilla.