Descripción del proyecto

La cooperativa La Verde comenzó su andadura en el año 1986, en Villamartín, cuando un grupo de jóvenes del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), tras un año de debate, ocuparon las tierras para iniciar un proyecto de agricultura ecológica, cuidar la huerta y poder vivir de ella, un proyecto colectivo en el que participaban más de una veintena de personas.

Actualmente la forman 6 cooperativistas con una superficie total de 14 has (2 has para pastos, 3 has de frutales y 7 has de huerta con más de 30 cultivos al año y de muy diversas variedades). Tienen un marco túnel con moras, frambuesas y uvas. Al aire libre cultivan: fresas, cebollas, lechugas, patatas, variedades de tomates, zanahorias moradas, puerros…

Desde sus inicios hasta ahora, nos cuenta Manolo Zapata, la huerta tiene más equilibrio, se ha creado gran diversidad, ha mejorado la producción y se ha ganado en autosuficiencia.

Asegurar el autoconsumo de las familias cooperativistas, participar en un modelo más justo de distribución y consumo de alimentos o poder recuperar y multiplicar variedades locales son sus principales motivaciones.

Lamentan que trabajan en un mercado poco desarrollado y que existen insuficientes líneas de investigación; ellos por parte asignan un dinero y un espacio en la huerta para investigación.

Vende sus productos en el mercado andaluz, a través de Agrícola Pueblos Blancos S.C.A., sin intermediarios hasta el consumidor final. Proveen a La Ortiga, El Encinar, La Breva, La Borraja y ocasionalmente a Serranía Ecológica y Almocafre. Además de numerosas ecotiendas y comedores escolares.

Para Manolo, es necesario que las personas se acerquen a conocer la huerta ya que esto hará que se valore más el trabajo que realizan los/as hortelanos/as y sus frutos.