Historia de La Ortiga 2017-02-27T20:49:03+00:00

Historia de La Ortiga

La Asociación La Ortiga nació allá por diciembre de 1992 en la mente de un grupo de personas interesadas en la producción ecológica, el desarrollo rural y el consumo de productos ecológicos. Fue en 1993 cuando se materializaron las ideas que habían ido surgiendo y La Ortiga comenzó a funcionar con el objetivo de servir de nexo entre produtores y consumidores concienciados con el desarrollo sostenible.

En sus comienzos La Ortiga estuvo compartiendo sede con otros colectivos alternativos sevillanos en un lugar conocido como “El Patio” en la calle Moratín. El cierre de este espacio alternativo nos obligó a buscar otros locales. Durante esta etapa errática La Ortiga pasó algunos meses en el restaurante hoy desaparecido “La CEPA”. No obstante el tiempo, las ilusiones y el buen hacer nos hicieron afrontar lo inevitable: La Ortiga tenía que volar por cuenta propia. La Asamblea decidió alquilar un local propio en Triana, calle Procurador, donde durante varios años pudimos realizar una amplia actividad social.

Fue a principios del verano de 1998 cuando decimos mudarnos al local actual. Han pasado algunos años, y de aquella época donde nos iluminábamos con velas y pesábamos las naranjas en el peso de nuestra intuición, hemos pasado a una etapa en que la informatización nos ha sido imprescindible.

La Ortiga es actualmente un proyecto sólido cuyo crecimiento sostenible y mesurado en Sevilla es una realidad, y todo gracias al convencimiento y el esfuerzo de todos los que hemos ofrecido nuestro tiempo desde allá por el año 1992 por un proyecto común, libre, solidario y saludable.

Durante todos estos años la asociación ha experimentado un crecimiento exponencial tanto en lo económico como en lo humano. Este cambio cuantitativo hizo necesaria la creación de un grupo de trabajo en el que se decidieran las líneas de futuro de la asociación. Tras seis meses de deliberaciones se tomaron dos importante decisiones:

  • Cambiar la persona jurídica del colectivo pasando de asociación a cooperativa y con ello dotarnos de una estructura jurídica sólida, estable, democrática, participativa y de un fuerte carácter social.
  • Convertir la tienda actual en centro de compra alternativo. Un centro donde nos podamos abastecer de nuestras necesidades sin tener que recurrir a centros comerciales convencionales. Un centro donde productores y elaboradores cuyos productos estén unidos a un fin ecológico, ético, socialmente justo o de localismo tengan cabida. En definitiva, un centro donde nosotros elegimos que queremos comprar en un estrecho lazo de unión con aquellos que producen, comercializan y transforman compartiendo nuestros principios.

El 22 de Octubre de 2001 se convocó la asamblea constituyente en que se aprobaron los Estatutos, se eligió el Consejo Rector y los Interventores y la suscripción y desembolso del capital social por 80 socios promotores, y en la que en suma La Ortiga comenzó su nueva etapa como cooperativa.