Nuestros productores

Conservas vegetales

 

La Molienda, S.C.A.

Conservas de castañas, frutas y hortalizas

    
 

La Molienda se creó con el objetivo de crear empleo en el ámbito rural y evitar tener que marcharse de sus zonas para poder trabajar. Cuenta con una doble línea, la empresarial, basada en el turismo rural y la actividad agroalimentaria, y la línea de acción social, sin ánimo de lucro.

La Molienda Verde es una cooperativa de Benalauría, en el Valle del Genal, en la Serranía de Ronda. Está formada por 5 socios y su actividad principal es la elaboración y envasado de productos naturales de su entorno. Cuentan con una línea artesanal en la que no se utilizan conservantes ni colorantes químicos y con una línea de producción ecológica, avalada por el CAAE, en la que tanto el cultivo agrícola como el proceso de elaboración en fábrica, se realizan bajo las normativas de la producción y transformación ecológicas.

Forma parte de la filosofía de esta cooperativa que los productos se hayan cultivado, preferentemente, en su entorno, apoyando a los agricultores y agricultoras más cercanas y fomentando que en su comarca puedan perdurar los cultivos y costumbres agrarias que dan vida a la Serranía de Ronda, como son las pequeñas huertas, los frutales, como la higuera, o las zonas boscosas de castaños centenarios.

La Molienda es miembro de la Asociación de Calidad Agroalimentaria (A.C.A.) de la Serranía de Ronda, de la Red de Economía Social y Solidaria (REAS) y son socios fundadores de EPEA.

Esta cooperativa de la Serranía de Ronda distribuye sus productos a nivel nacional, en ecotiendas, herbolarios, comercios minoristas, y en dos de las cooperativas de la Federación, en La Ortiga y en Serranía Ecológica.

 

 

Al-Jaque S.C.A.

Mermeladas de fruta y verduras, conservas vegetales

 

           
 

La Cooperativa Al-Jaque está situada en el corazón de la Serranía de Ronda, en Montajaque en el Parque Natural de Grazalema. Se trata de una cooperativa formada por mujeres que decidieron hacer realidad en su comarca un proyecto innovador de auto empleo en el sector ecológico.

Comenzaron con la elaboración de unas pocas mermeladas y en la actualidad cuentan con una gran gama de licores, conservas, mermeladas y cremas, con una línea artesanal y otra ecológica y artesanal.

Seleccionando productos ecológicos de gran calidad para la transformación y elaboración de sus productos procedentes de la Serranía de Ronda y de Andalucía, no utilizan ningún tipo de conservante artificial. Poseen en su saber antiquísimas recetas que inventaran mujeres de la comarca tiempo atrás.

En su línea de producción ecológica elaboran conservas vegetales como corazones de alcachofas al natural, tomate, zanahoria o pisto; cremas de calabaza, membrillo o batata y mermeladas de melocotón, fresa, naranja, ciruelas, tomate, limón, berenjena o mandarina.

Las mujeres de la Cooperativa Al-Jaque comercializan sus productos, con el nombre comercial de "Ecomelar", tanto a nivel regional como en el extranjero, pudiendo adquirirse en prácticamente todas las tiendas de la FACPE, manteniendo una relación muy estrecha con la cooperativa Serranía Ecológica de Ronda, de la que son socias.

Al-Jaque está certificada como ecológica por el CAAE, además está inscrita en la Asociación Calidad Agroalimentaria Serranía de Ronda y cuenta con las marcas de calidad "Parque Natural de Andalucía" y "Calidad Certificada" de la Junta de Andalucía.

 

 

La Frubense, S.L.

Tomate seco; tomate seco en aceite de oliva virgen; pimiento seco, calabacín deshidratado, berenjena deshidratada y melocotón deshidratado

    
 

Rogelio siente una gran inquietud por hacer cosas nuevas y, a pesar de ser un producto poco conocido, poco a poco se va abriendo mercado, como él mismo nos dice: "el ecológico, el que lo prueba una vez, lo busca".

La Frubense, S.L. es una empresa, situada en la localidad granadina de Benalúa, que desde el año 2006 se dedica al secado, envasado y comercialización de tomate, pimiento, berenjena, calabacín y melocotón.

Rogelio Pérez Hernández, artífice de esta iniciativa, sembró un año tomates para su consumo en fresco, la comercialización no fue cómo esperaba y pensó en la posibilidad de secarlos, como a él le gustan tanto, ¿por qué no a los demás? Así fue cómo empezó a investigar en las posibilidades de crear una empresa de transformación basada en el secado y deshidratación de hortalizas y frutas como el melocotón, cultivado con mucha tradición en su comarca, y del que él mismo tiene una finca ecológica. Contando con los conocimientos de su abuela y de su suegra, informándose aquí y allá, encargó un túnel de secado a Francia a la medida de sus necesidades. Empezó con el secado de tomate convencional, después introdujo el secado de tomate ecológico y finalmente, desde el año 2006 sólo trabaja con verduras y frutas ecológicas, de mayor calidad y con más continuidad en la venta, siendo las hortalizas con las que trabaja de una cooperativa ecológica de Almería. Para Rogelio trabajar en ecológico es una gran satisfacción y le llena más que el producto convencional que tenía peor calidad. A pesar de que la materia prima sale algo más cara, aunque no mucho más, tiene muy poco destrío ya que prácticamente no se pudren. Los exquisitos productos de La Frubense se pueden encontrar en varias organizaciones de la FACPE, tales como El Encinar, La Ortiga y Almocafre; además de ecotiendas a nivel estatal, prácticamente sin intermediarios.